música de Clara Serrano

Loading...

martes, 22 de julio de 2008

No puede ser, siempre deshaciéndose tu vida cuando estás en el punto de crear algo, qué empeño...., es como el que no quiere triunfar, que se agarra a pensar que nunca pueden pasarle ciertas cosas y al final, lo que pasa, que no llega a ningún sitio.
Pues igual tú. Hazte mirar eso porque así no vas a ningún sitio, se te está pasando el momento de muchas cosas y sigues tal cual, como hace veinte años en el que el mundo se te abría a tu disposición como una flor llena de suculento polen para fructificar. El problema es que ahora ya no tienes esa edad ni esa forma de mirar el mundo y parece, por lo que me cuentas y veo, que tampoco intención de que ocurra nada de lo que debió ocurrir hace mucho.

Ya, ya, ya sé lo que me dices, pero en algún momento se rompieron en mil pedazos las ganas de conseguir ciertas cosas. Quizás me haya habituado a no tenerlas, a desearlas a medias, a pensar que quizás si no lo obtengo es porque no lo deseo de verdad y eso, aunque coincide en parte con lo que dices, no es exactamente lo mismo. Que se me pasó el momento de algunas cosas es algo que asumo y quizás lo que tengo que conseguir ahora es algo bien diferente. Lo que tengo claro es que el amor existe, pero dónde...,ja ¡¡ La culpa la tiene el amor, que se idealiza y cuando se quiebra se lleva detrás como un tsunami tantas cosas....
No me burlo de tus buenas intenciones y sabios consejos, no creas, entiendo lo que dices y lo comparto...a medias, Einsten nos enseñó lo relativo que es todo, hasta factores que ni siquiera llegamos a comprender. Cuánto menos será comprensible nuestra alma y sus estados cambiantes.

Pues tú verás, mira que el camino que queda cada vez se sube más despacio, por las fuerzas, que empiezan a fallar, pero por contra se recorre más deprisa, por el puñetero tiempo, que se escurre de nuestras manos cuando más lo necesitamos.

¿Tú crees que se escurre cuando más lo necesitamos? sería más preciso decir cuando más lo apreciamos, porque si de verdad lo pensamos, hay menos cosas que hacer o al menos, empezar, la lentitud es la esencia de saber vivir, o eso decía Omar Shariff en una peli que vi ayer, y eso es la visión que nos falta, el tomar el tiempo que nos queda de forma pausada en vez de creer que es una contrarreloj.

Ah qué bien suena eso, pero solo cuando estás en paz ¿acaso lo estás tú?

¿Tienes ganas de amargarme el día?


Autora: Clara Serrano 

1 comentario:

Santiago dijo...

Clara dice: ¿tienes ganas de amargarme el dia?

Pos va a ser que no! quizas por eso no tenemos mas contacto ni charlamos... será por no amargar el dia.
Besos
Santi ;=)

(y me estoy intentado quitar de eso... y aplicarme el proverbio árabe... pero no se deja!... enfins!)