música de Clara Serrano

Loading...

viernes, 23 de mayo de 2014

Podría escribir los versos más tristes esta noche, como decía el poeta,  pero no lo haré. 
La vida te enseña muchas cosas, buenas y malas, entre ellas a silenciar los sentimientos. 
Uno los expresa en voz alta y queda desnudo ante la impudicia del mundo, que ni es comprensivo ni empático con ellos.
La soberbia y el orgullo campean a su gusto dando mandobles en todas las direcciones, destrozando amor, generando tristeza, amañando desprecio, sustentado egoísmo y repartiendo, en suma, un buen puñado de miserias.

Cuando abres tu corazón y dices lo que sientes  te conviertes en alguien más grande, más hermoso, más eterno , pero también más vulnerable, te pones a merced de la estocada de la fina daga de aquel que no sabe expresar lo mismo, de aquel que calla por sentirse grande aunque en el fondo sea pequeño, de aquel que a sabiendas de que siente igual prefiere vampirizar las emociones de los demás en su provecho para realimentar su ego.


Cuando te dije te quiero con mi boca y con mi cuerpo, no me creíste, cuando enredada en ti  te dije que era tuya,  desconfiaste, cuando te abrazé en un apretón eterno, te desmayaste de amor y aún así, dudaste.

Tus celos no te dejan ver que aunque soy libre como pájaro, deseo encerrarme en tu jaula de amor y deseo.  Tus celos ponen en mis ojos certezas que no son y cierran a tu razón la posibilidad del discernimiento.  

Te quiero como hace tiempo que no quería pero hoy  me he vuelto a casa con las manos vacías, como aquel que pretende sujetar la arena de la playa aunque se escurra entre sus dedos. Con la sensación de que no estabas ahí aunque te viera, de que me miraste sin verme y me codicias de forma ajena, ajena a lo que conocí de ti, a lo que me ató a tu naturaleza, tu ser tan preciado y tu alma que para mí era inmensa.


Quisiera ecribirte los versos más tristes esta noche como dijo el poeta pero no lo haré, ya no merece la pena.

Autora: Clara Serrano 

No hay comentarios: