música de Clara Serrano

Loading...

domingo, 29 de junio de 2014

LA ENTREGA SIN CONDICIÓN O LA TOTAL RETIRADA

Hace una mañana fresca, me levanto y mi estómago se levanta más de lo normal acordándose de ti, me entra nausea, pero logro echarme abajo sin querer darle cuartelillo al sentimiento. Son las siete y el reloj una vez más me recuerda que no hay mensajes. 
¿No hay mensajes?..Dios, porqué se empeña uno en estar esperando toda la vida...¿no sería más fácil  coger y llamarte?.. Por un momento estoy tentada, pero agradezco que sean las 7, no lo voy a hacer.

Fue una tontería la pelea aunque hubiera alguna cosa  importante  de fondo.
Tu inseguridad, mi debilidad por decir todo lo que pienso, de manera bastante dura a veces y de lanzar  frases categóricas que sonarían muy bien en una novela, pero que en la vida real te explotan en la cara como un cóctel molotov.

Siempre tuve debilidad por el drama....o la comedia; mi frustrada carrera de actriz tiene la culpa, de haber ejercido como tal se me hubiera quitado tanta tontería. 
Madame Bovary, qué novelón..., poniéndola a mi lado en comparación se queda coja. 
Pero también a reírme, de mi misma lo primero y después del resto, sobre todo de lo que al final se demuestra que queda para eso, para echarse unas chanzas sobre ello aunque en un principio doliera.

¿Y qué le voy a hacer.....? si para poder echarle arrestos al artisteo tienes que poseer un espíritu tendente al drama ...¿ De qué manera podría cantar si no  "No existe un momento del día en que pueda apartarme de ti..." y que parezca creíble y no sólo eso, sino que además me conmueva de verdad y por inri, le ponga el vello de punta al personal? 





Deberías tener paciencia, me dice una amiga, aguardar, porque hablamos del papel histórico que la mujer adoptó desde las cavernas de esperar a que moviera ficha el hombre, el cazador, en el pleno sentido y una vez creído y engreído en su superioridad, convertirse ella en  la reinona, en la dueña del cotarro. 
Pero o no lo sé hacer o me da igual ya lo que unos y otros piensen. Veo pasar mi vida y lo único que quiero es que pase con la mayor pasión posible, como siempre hice y he hecho, absorviendo hasta la última esencia del momento, viviendo a tope lo que pasa,  lo que ha de pasar o incluso, lo que ya pasó. ...Que cosecho canas, úlceras y pérdidas de peso, no importa, también acumulo ensoñaciones, felicidad, grandes momentos, entrega, vida en suma.

Lo que unos y otros piensen en su valija lo guarden;  y quien quiera seguirme habrá de hacerlo jugando las mismas cartas. Las medias tintas y los devaneos nunca me fueron, insipideces son, palabro que para mí no quiero. 

La pasión inunda la vida de  momentos extraordinarios, de intensidades plenas, de dolor,  mucho, pero también de gran alegría.

En las prudencias  hay una parte importante de la vida que se escapa y en las medias tintas se corrompe el alma,  haciéndote al final un insulso y un mediocre.

No valen las postergaciones ni los miramientos ni las prudencias cuando se habla de pasión. La pasión es el yo  o el tú y el ahora, es la entrega sin condición o la total retirada. 

Autora: Clara Serrano

miércoles, 18 de junio de 2014

SÉ DE MI AMOR MI DUEÑO

Te llama mi corazón en silencio y a voces ,
y mi razón lo acompaña porque amo de ti tus versos,
tus manos y tu gatuna mirada, tu inteligencia diáfana,
tu pícara aunque tierna sonrisa, pero también tu cuerpo
cuando entregado se echa sobre mí y me abraza. 

Es un amor que no ceja en el empeño de tenerte
porque te echa de menos, tanto... que ni bebe ni come,
con un dormir fatigado que ni es reparador ni es sueño. 
y quiere recuperarte y volver a tu encuentro.
Y hoy  siente en tu poesía un bálsamo,una cura,...un remedio.

Acurrucado en tus versos, mi amor se ha dormido
a la espera de que el sol del tuyo sea su alimento.
Como un niño perdido mi amor vive de sueños,
amparados ahora por el calor de tus palabras
que prometen que te traerán de nuevo.
 
Mi admiración por ti, tu tesoro, también mi amor y respeto.
Mis caricias por la noche, mi respirar, mis anhelos.
Mi niño, mi hombre, con dos caras, un genio
que tiene mi sentimiento encendido y preso. 
No hay nudos que no deshagan el calor de nuestros besos.

Ven a mis brazos que te dé de beber lo que desde que te conocí siento.
Recógeme en los tuyos ya, sé de mi amor mi dueño.
Ven ya, que esperándote estoy con mi  pecho abierto,
para arroparte y amarte, para matar el tormento
que nos tiene atados y que matándonos está por dentro.

Ven a mis brazos que te dé de beber lo que desde que te conocí siento.
Recógeme en los tuyos ya, sé de mi amor mi dueño. 

  Clara Serrano

 


lunes, 2 de junio de 2014

Hoy te he vuelto a ver y tu mirada de nube me ha abrazado dándome calma. 
Tus manos como antaño  han estrechado las mías y la sangre ha corrido de nuevo por mis venas sintiéndote y reconociéndote  mientras el azul de tus ojos se confundía con el cielo que asomaba por el ventanal. 
Hemos querido pegarnos, ser uno solo, como en aquel tiempo pretérito que nos unió para siempre  pero no hemos podido  aunque el fondo de tus ojos me lo decía todo. 

Siempre tuve debilidad por ti, me cuidaste, me respetaste y me amaste como quizás nadie lo haya hecho antes ni después que tú. Fuiste para mí  y yo para ti y eso quedará en la estela del tiempo sin que ni aguacero  ni calma chicha puedan estropearlo.
No hubo orgullo ni celos ni desafío  ni soberbia ni complejos en nuestro amor. Fue humilde, sencillo, puro y valiente y así quedó y permanecerá. Adoro a los valientes y tú, tú sigues estando en el primer puesto de mi lista particular de héroes.

Hay amores que pasan y otros que quedan y tú, eres tú, el que siempre fuiste y aún eres, porque el tiempo no borra lo que es de verdad.

Hoy te escribo como entonces te escribía mientras ponías música en mis oídos y en el corazón, y no sé más que sentiré perderte de nuevo cuando la pérfida cantinela de nuestras vidas nos reclame cada uno a su lugar, sin entender de emoción o sentimiento, de pasión o comprensión.