música de Clara Serrano

Loading...

martes, 19 de agosto de 2014

Hablando de sexo

Como la música, la pintura o la poesía, el sexo tiene una forma particular de expresión. 
Un cuerpo  no  interaccona con otro con la misma intensidad, ni el mismo deseo, ni las mismas manifestaciones que lo harían con alguien diferente. 
Somos un ser sexual distinto según cohabitemos con uno u otro congénere en este campo.

Quizás  pases una vida entera probando formas de expresión y no encuentres la idónea, la que se ajusta a tu particular visión del asunto sexual o tengas la enorme suerte de tenerla a la primera de cambio, pero también hay personas que se contentan con cualquiera de sus manifestaciones o con la más simple de todas ellas. En estos últimos casos, podría concluir que afortunados él o ella, pero me sale pensar más bien que su disfrute sexual es mero resarcimiento físico y no tanto una conjunción de lo espiritual y lo corpóreo. 

Es para mí el sexo como una obra de arte que me seduce o no,  y así, me hace desear la repetición de su vivencia o el total desinterés acerca de ella.

Quien busca en el sexo una particular forma de expresión, una conjunción de espíritu y carne, de satisfacción del deseo carnal en la medida y en la forma expresamente requerido y un entorno emocional o espiritual que enriquece de ternura y amor el  encuentro, al descubrirlo con alguien  no quiere renunciar a ella, se convierte en algo casi vital para su salud física y mental.
El sexo se convierte en estos casos en una reproducción del arte mismo. No en vano desde tiempos pretéritos se hablaba del sexo como arte amatoria. Ya los antiguos entendían que en eso del sexo tenía mucho que ver el arte.Y no sólo se referían a las posiciones excelsas que redundaban en un mayor placer físico, sino a toda la seducción que ejercía el entorno sexual sobre el alma del individuo.
El sexo es fuente de satisfacción física pero si tiene esa connotación de arte, se convierte puramente en enriquecimiento emocional que inunda de placer el cuerpo y la mente. 

El comentario vulgar pero definitivo de " ese/a no está bien follado/a"  no sólo se refiere a  no haber tenido sexo, sino a no haber tenido buen sexo y eso tiene más que ver con el enriquecimiento emocional de la experiencia además de la parte física.

El buen sexo es fundamental para algunas personas, para otras vale con tener sexo y algunas logran de forma plena satisfacerse a si mismas. Entre las primeras y las terceras hay una línea divisoria casi imperceptible. 
La proyección mental de los requerimientos que el buen sexo debe tener para producir deseo y satisfacción en el individuo que lo busca o pretende es empresa no siempre fácil de conseguir o mantener, de ahí que su búsqueda  o su necesidad de repetirlo se convierta a veces en obsesión  o en frustración.

Si lo has encontrado merece la pena disfrutarlo a tope, si es preciso hasta que se desgaste.
Y aunque por lo que le toca de arte el buen sexo no resiste tanto el paso del tiempo como el resto de disciplinas  artísticas, el valor de su eternidad quedará depositada en nuestra mente y cuerpo como un gratificante y maravilloso recuerdo, razón más que suficiente para vivirlo con toda la intensidad y repetición que se pueda.

Autora: Clara Serrano

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Como bien defines, este también es un arte. No en vano, en algunos foros se hace referencia a el como a las "artes amatorias". Pero como cualquier otro arte, requiere de una dosis importante de inspiración, lo otro es instinto animal. Y en este caso la inspiración ha de venir de dos artistas que se disponen ha hacer arte con sus propios cuerpos, entregándolo al otro para que deje en el su obra.
El arte de amar es además fuente de inspiración para el resto de las modalidades de arte. Una persona bien... como dices en tu nota, es una persona inspirada capaz de recrear el David de Miguel Ángel si se lo propone.

clara SL dijo...

Sí, anónimo, como habrás leído en mi entrada hablo de él como lo definían los antiguos, arte amatoria y efectivamente, necesita de dos y de inspiración.
Gracias por tu comentario¡