música de Clara Serrano

Loading...

jueves, 27 de noviembre de 2014

MILONGA

  
Una noche más,mi mal,
que no mi bien
rozas mi alma                                                                    
con filo desmedido,
arrancando sentimientos 
que parecieron renacer  
y  volvieron a quedar desatendidos,
en una ignorancia 
y un silencio que duelen 
como duele ver morir a un ser querido, 
como duele la amistad truncada 
con la pena del olvido. 

Crudo amanecer 
que  llega otra vez ,
abandonado y frío, 
noche cerrada 
que dará paso al día 
y se irá comiendo mi vida, 
sintiendo que los minutos 
acumulados en el reloj
no  trajeron amor ni palabras, 
sólo hambre, silencio,
anhelo de caricias
del cuerpo y el alma.

Y como decía la milonga
"se vuelve cruda mentira
lo que fue tierna verdad
y hasta la selva fecunda
   se convierte en arenal,
y paso las madrugadas,
buscando un rayo de luz,
por qué la noche es tan larga, 
guitarra, dímelo tú".

Clara Serrano

lunes, 24 de noviembre de 2014

LOCA Y HERMOSA COMETA


Destapo mi corazón, vivo tu nombre, tu luz si te veo.
Eres promesa aún y no sé si quiero.

                                     Profundo mar que mece mis sueños.                             
tesoro preciado que creí perdido,
eres nostalgia y presente de nuevo.

Un adiós sin fin, reencuentros si te quiero.
Somos como marea que va y viene, como el viento,
también como dunas de infinito desierto.

Una luz que alumbre las sombras que me deja tu ausencia
No puedo dejar de quererte, no puedo pensar que aún te quiera

Me agarro a ti, loca y hermosa cometa,
que me mece, que me arrastra,
que me eleva , que me deja.

Si no estas tú puedo perderme, pero ay de mí si volvieras.

 Clara Serrano

QUIZÁS , QUIZÁS, QUIZÁS


Siempre que te pregunto,
que cuándo, cómo y dónde,
tú siempre me respondes;
quizás, quizás, quizás.

Y así pasan los días,
y yo desesperando,
y tù,
contestando; quizás, quizás, quizás.
.

Estás perdiendo el tiempo,
pensando, pensando;
por lo que mas tú quieras,
hasta cuando, hasta cuando.

Y así pasan los días,
y yo desesperando,
y tù,
contestando; quizás, quizás, quizás

quizás, quizás, quizás.

Letra: OSVALDO FARRÉS
 

sábado, 22 de noviembre de 2014

NO VOY A QUEDARME CON ÉL

                        


Me hiciste reina en tu castillo
pero no voy a quedarme con él.
Habría paseado por sus pasillos 
y te habría hecho el amor en él.

No debiste haber temido,
con las riquezas 
 propias o ajenas 
nunca me deslumbré,
si acaso, me uní al humilde
pero rico de corazón,
de pleitos pobres
abogada  mi padre me definió. 
No persigo anillos, ni cuentas,
ni brillos en la alacena.
No busco mesas de empaque,
un plato de patatas y dos huevos 
siempre me maravilló.

No persigo más que cariño,
arrullada con la pasión mi alma dormida 
y en un regazo descanso
y la lectura de un buen libro.
Porque aunque reina puedan hacerme,
o pueda ser o soy,
me gusta lo sencillo, lo natural,
lo espontáneo, la sinceridad
y la humilde entrega del amor. 

Los castillos son islas flotantes
guardados por un señor
que obliga  al vasallaje,
llenos de cerrojos y pesadas puertas,
a la condena de una prisión.
Mi alma como ave pasa volando 
divisando su interior
y no hará nido ni en sus patios 
ni en sus almenas,
pues con poco se conforma 
un campo al aire abierto
con una flor o dos. 

Clara Serrano
.
 

EN UNA CUNETA

 

En una cuneta tirado quedó el amor,
por dos veces despojado,
muerto de frío, arrollado,
sin remedio ni cuidado,
sin piedad abandonado.

No había ya lágrimas para llorar
a ese pobre desgraciado,
nadie supo del dolor,
y el luto en un armario
bajo llave se guardó.

Clara Serrano


miércoles, 19 de noviembre de 2014

UN CAMINO POR RECORRER

                    

¿Por qué me preguntas eso?.
No entiendo tus razones,
tu preocupación, tu molestia.
Sólo quiero de ti 
lo que contigo viaja,
tus manos que visten mi piel, la seda,
tu abrazo, de mimos mi manta
tu pecho, reducto de paz y calor  
 tu cuerpo donde entregar mi cuerpo
en unión pasional o tierna.

Nunca hubo ambición ninguna en mí,
nunca me sirvió de objetivo 
ni siquiera de camino,
nunca supe qué hacer con ella
y la admiré o critiqué en otros
observando en ellos su huella.

Llevas aún el corazón cargado,
roto en otros lances y fiestas,
el alma aún no recuperada
de un viaje que ha dejado  mella.
Un nombre en tu alma grabado,
un amor inacabado y 
una pasión insatisfecha.

Pero sé lo que he de hacer,
ya antes preparé maletas,
un camino por recorrer
a la puerta tuya me espera.

Clara Serrano