música de Clara Serrano

Loading...

lunes, 26 de enero de 2015

ENHEBRO HISTORIAS




Enhebro historias, paridas por el dolor,  el amor, la pasión o el deseo. No sé quién dicta  a mi mano las palabras que brotan desgarrando el papel y desangrandome el alma. 
Salen a borbotones y van contándome quién vive dentro de mí, pero no reconozco su autoría a veces, porque mi yo es alguien que habita también en mis sueños. Un yo a veces tan desconocido que asombra a mis ojos con su paso cuando por el papel se materializa.

Le dice a alguien que le perdone, a otro que no le deje, a otro que sepa amar, a otro que le espere, a otro que tenga paciencia, a otro que se marche, a otro que le haga el amor, a otro que no llore, a otro que no sufra por su ausencia, a otro que vive sin saber que por él, vive ella. 

Llora por el que se fue, ríe por el que ha llegado, sueña con el que vendrá, vive por el que anhela.

Le cuenta a propios  y extraños,  quién es o quién querría ser, también quién era, qué perdió, qué espera, con quién estuvo o está, a quién no esperó, con quién se hubiera ido,  quién quiso que llegara, quién ha venido o quién  espera que venga.

Le habla a la noche, a la mañana, al amanecer, a la tarde, mientras duerme, mientras vela, mientras ríe, mientras llora o mientras juega.

Juega a confundirla, a embellecerla, a despistarla,   a que sea deseada, a perderla en el deseo, a quererla. Juega a confundirlo, a embellecerlo, a despistarlo,  a que se sienta  deseado,  a quererlo, a que en el deseo se pierda.

Juega  al escondite, al escarnio, a la ironía, al sexo, al dolor , a la burla, al amor, a la alabanza, a la chanza.

Pide justicia, amor, reflexión, celo, perdón, memoria, sexo, paciencia, pasión, entrega, pero nunca venganza.

Y sigue viviendo, acurrucado en algún sitio de mi interior, como un pajarillo asustado,  un guerrero valeroso, un amante festivo o dolorido, un niño entristecido o alegre,   un viento huracanado, un humilde poeta.

Clara Serrano



10 comentarios:

JL Pérez Ballesteros dijo...

Bonito y profundo. Me gusta.

clara SL dijo...

Gracias por tu lectura y tus palabras, José Luis.un abrazo

Francisco P dijo...

Es cierto, nos sorprendemos cuando inventamos historias y personajes, situaciones aunque la respuesta creo que la sabemos. Parte es producto de nuestras vivencias y parte es lo que quisiéramos vivír. Creo que esa es la grandeza de la literatura, estimula la imaginación.

Excelente por lo que respecta a la forma, muy cuidada. La temática invita a la reflexión.

Gracias, fue un placer leerlo.

clara SL dijo...

Gracias a ti por volver a visitarme de nuevo, Francisco.Y me alegra escuchar lo que dices, opino igual.
Un abrazo.

Alejandra Sanders dijo...

Hola Clara, las historias que escribimos tienen una porción de uno, en mayor o menor medida. Es la vida, sueños, miedos y muchas cosas más trasladada al papel y matizada con la imaginación. Buen texto.
Que tengas una buena tarde.

clara SL dijo...


Sí, hay una parte de lo vivido o percibido en la vida de los demás en lo que escribimos.
Me alegro de que te haya gustado.
Gracias por pasarte y dejar tu comentario.
Un abrazo grande y buena noche¡

Campanilla Feroz dijo...

Pues sí... Yo también pienso que lo que escribimos nace de nosotros, de lo que tenemos dentro, de nuestros
Sueños e Ilusiones, de los Miedos, las Esperanzas, las Pasiones...
En las Letras se refleja lo que somos, dibujamos nuevas Realidades que están conectadas de alguna manera con la nuestra, aunque esa manera solo la podamos entender nosotros...
¡Me siento muy identificada con lo que has escrito!
¡Besis!

clara SL dijo...

Campanilla feroz, Gracias por venirte de nuevo por aquí a leer y comentar, me alegro de que te hayas visto identificada con lo escrito, así una no se siente tan solica....-)
Un besote¡¡

Julia C. dijo...

Precioso texto, Clara. Escribir es darle voz a una parte de nosotros que solo asoma en ocasiones, cuando empuñamos pluma y recorremos blanco papel. Me gustó mucho tu forma de decirlo, como siempre acaricias con las palabras :)

Un abrazo!!

clara SL dijo...

Es un pedazo de halago tu comentario, y luego dices de mí...jajaj
Gracias de corazón, Julia, tú sí que acaricias.

Un besote con abrazo, amiga¡¡