música de Clara Serrano

Loading...

jueves, 2 de abril de 2015

REMENDADO ZURRÓN



Resultado de imagen de caminante con zurron


Miro mi mano, impresa en ella una calcomanía de un rojo corazón incompleto que una niña en su inocencia pegó, prediciendo sin saberlo una verdad, la de un corazón que espera al que viaja buscando también la otra mitad,

Corazones enredados en un querer, que discurren por un camino decidiendo si rendirse a la paz que da el amor o a la inquietud de una batalla sin oponente y que solo deja víctimas, heridos en un lance sin caricias y deseosos de amor.

Caminantes solitarios como pobres soldados, buscando patria donde regresar después de la guerra. Así van estos corazones, tímidos pero ilusionados por descansar sobre un pecho al que entregar su amor,fielmente guardado en un remendado zurrón.

Clara Serrano

.

4 comentarios:

Paz dijo...

Describes el amor en la red como una incesante búsqueda que no encuentra fin pues le resulta difícil identificar el amor, y causa daños colaterales.
Me gusta la comparativa romántica que estableces con el soldado que acaba sin saber donde volver llevando con él sólo su corazón en un zurrón. Como el que acaba el día y busca el amor donde volver...pero a través de la red.
Das belleza a algo tan frío y carente de expresion, inoloro e insípido como el amor en la red.
Muy bonito.
Un abrazo
Paz

clara SL dijo...

Hola Paz¡, Qué bueno verte de nuevo por aquí.
Opino como tú, el amor en red es inodoro e insípido, para mí carece de interés, salvo el amor por el arte que compartes con lecturas y las amistades que se crean con la interacción en este medio.
Lo que ocurre es que, a veces, la red te sirve para volver a ver aunque sea en imágenes o textos al ser amado y así sentirte cerca de él. Es, a veces, el único consuelo que te permite la distancia. Mi relato "y sin embargo.." hablaba de eso, no sé si lo habrás leído.

Este escrito del zurrón en realidad relata el viaje de dos amantes en la búsqueda del amor que se sienten, pero en el mundo real. No sabiendo de qué forma reunirse pierden por el camino las caricias y la entrega de su amor mutuo. Los daños colaterales de los que tú hablas son eso, daños sobre si mismos.
De ahí su viaje solitario aunque esperanzado con cada señal de amor que aparece, como una luz en el horizonte que les hará llegar a buen puerto...si la siguen.

Pero como decíamos en algún otro comentario,la palabra escrita es, a veces, como un cuadro, si a ti te gustó más la interpretación que sacaste, también vale y es una estupenda lectura.

Paz, muchas gracias por venir a mi casa y comentar mis escritos. Un placer, siéntete bienvenida siempre.

un abrazo¡

Paz dijo...

Hola Clara:
Vaya tela!!. Pues si que estoy bien!! Me quede enganchada por el " en red a dos " que me pareció un mensaje subliminar y el resto lo creo mi imaginación quijotesca que vio gigantes en vez de molinos.
Por cierto que de estos amores casi- platonicos ya no se si se daran mucho al menos la sociedad actual nos habla poco de ellos, casi diría que son de otros tiempos....aunque de esas vivencias se aprende el amor de dentro, y se siente la vida.
Una sonrisa porfa que me estoy metiendo en bere genales de nuevo
Bye bye.

clara SL dijo...

Pues sí que te enredaste,Paz ..jaja
Los amores platónicos nunca me han interesado ni he creído en ellos. Soy bastante pragmática. Soy una perseguidora nata de mis sueños,lo que no excluye el romanticismo.
De ahí que mis escritos hablen de lo vivido, de lo que me gustaría vivir o de mi percepción de la vivencia de los demás.

Creo que el amor tiene que materializarse en la vida real, solo así, como tú dices, se siente la vida y además, es como puede llevarse y mantener la convivencia con la otra parte.

Espero no haberme metido con la explicación en berengenales :-)

un abrazo, Paz, gracias por venir a casa y comentar.