música de Clara Serrano

Loading...

sábado, 9 de mayo de 2015

Relatos para UNA BACANAL EXTRAORDINARIA, en google+

SILENTES

Esa vez tampoco hubo saludos.
Se dejó llevar como otras veces y una vez sentada, él de pie preparándose, comenzó a desabrocharse la camisa de seda lentamente.
Sus pechos aparecieron como lunas gigantes con un erecto pezón tembloroso que reclamaba unas manos.

Los tocó con suavidad, sin mirarla a los ojos. Hacía tanto tiempo que venía pensando en ese momento tan de ellos, que le resultaba doloroso controlar su deseo.

Ella sintió cómo se le contraía el vientre en un espasmo de mariposas y se mordió el labio de forma imperceptible.

"Ya puede vestirse, que le de cita la enfermera en el mostrador para el mes que viene", fue lo único que acertó a decir.


LA BELLA DURMIENTE

Si alguien le hubiera dicho a la Bella Durmiente que después del beso del despertar le esperaba aquello, le habría pedido al hada Fauna, o como diablos se llamase, que se olvidara del amor verdadero para deshacer el conjuro de una puñetera vez.

El príncipe abrió su corpiño con mano firme cuando aún no estaba del todo despierta, cien años en cama dejan k.o. al más pintao.
Sus labios succionaron ávidamente sus rosados pezones mientras que sus dedos empezaban a rebuscar bajo el faldón de su largo vestido.

No supo nunca cómo sus lindas manos cruzadas de manera tétrica sobre su pecho se dirigieron voraces a la entrepierna del príncipe.

El "cooorten" la cogió desprevenida y la sacó del embrujo y fascinación de esa ensoñación.

Aquel nuevo director de cine porno lograba como nadie que se metiera siempre en el papel.
Para que luego dijeran que las actrices porno fingían siempre....

Clara Serrano

Relatos para UNA BACANAL EXTRAORDINARIA, en google+

4 comentarios:

Pedro Fabelo dijo...

Geniales tus micros, Clara. Pura ironía donde nada es lo que parece a simple vista. Me ha encantado leerlos.
Por cierto, enhorabuena por el premio. Merecidísimo.
Un beso. ; )

clara SL dijo...

Muchísimas gracias, Pedro¡¡

Lo erótico siempre tiene un punto de caer en lo ridículo, la exageración,la pedantería o la vulgaridad,salirse por la tangente es una manera de espantarlas.

Como siempre, tus visitas y generosos comentarios son todo un honor.

un besote¡¡

Jose Garcia Flores dijo...

Están guapos esos trocitos de relatos,así tan reales como la vida misma,como seres vivos y personas,y bueno he leído un poco en mi mañana,gracias estimada Clara por compartir,escriben muy bien,me parecía que estaba en situación imaginaria,bueno siempre que leo me pasa de cualquier tema jeje,venga buen día!

clara SL dijo...

Hola José.

Gracias por leer y comentar. Me alegro de que te hayan gustado.
Y otra cosa, di sin querer a eliminar tu comentario en SOBREVIVIR y no he podido recuperarlo, la técnica y yo, mal...
Lo siento de veras, y agradecida de que lo dejaras.

Que tengas buen día tú también.

Un abrazo