música de Clara Serrano

Loading...

lunes, 26 de octubre de 2015

BENDIGO Y MALDIGO




Bendigo la hora, el día, el lugar  en que te encontré. Bendigo al universo que te llevó hasta mí. La suerte fue mía por encontrarnos.
Bendigo tu nombre, tu camino, tu esencia como ser humano y tu grandeza y siempre lo bendeciré. Mereces ser feliz y pido al universo que te llene la vida de dones.

Me diste todo lo que jamás habría soñado tener, tu presencia, tu amparo, tus cuidados, tu deseo y  profundo amor por mí, la confianza y la seguridad en tu persona, todo tú  comprometido por y para siempre a mi lado, regalo indiscutible de las estrellas.

Maldigo mi ceguera, mi mente perturbada que se ancló en el pasado y permitió que te abandonara. Maldigo un millón de veces aquella llamada que te rompió el corazón, aquellas lágrimas que no me dejaron ver más que un recuerdo nostálgico de mi vida anterior sin valorar la realidad y el futuro que tenía a tu lado, un universo lleno de sol y de buena estrella.

Maldigo el día y la hora en que te dejé, los minutos en los que te descarté, los segundos que dediqué a pensar en un horizonte que no fuera el tuyo.
Me maldigo por dejarme arrebatar tu persona, por permitir que aquella funesta presencia me llevara de tu lado, que achicara tu amor hasta hacerlo desaparecer, como si no existiera, como si no fuera verdad, como si no fuera lo mejor que jamás me había pasado.

Tantas veces he pensado en cómo te perdí, que he sabido a conciencia lo que vale dejar que la tristeza se haga dueña de tu corazón.


Clara Serrano.

No hay comentarios: