música de Clara Serrano

Loading...

sábado, 19 de marzo de 2016

UNA LEVE SONRISA.


Plena y radiante de magnética autenticidad a los ojos de los demás. Paradojicamente, corroyendo mis entrañas la pasión de mi vida y mi dolor,...y quizás por eso,  el triunfo rondaba a mi lado queriendo poseerme.

Y yo, henchida de abatimiento, solo vivía para  transmutar mi voz en un grito, hermoso como clarín de guerra,  que arrancaba la admiración y el sobrecogimiento de aquel que se cruzaba en mi camino, que me escuchaba cantar  desangrandome, que me oía hablar con apasionamiento de la vida, del sentir y del amor.
Pero ciega ante su presencia y sorda a su llamada solo podía llorar por dentro y encogerme sobre mi misma como un niño perdido en un bombardeo.

 Y así, paseaba la gloria, mi gloria y mi cruz,  entre las mesas de aquel bar donde el dinero y la fortuna se sorteaba mi suerte, arrancando asombro y adoración a todo aquel que me escuchaba, a todo aquel que con sensibilidad, sentía que era una elegida, viendome como una diosa a la que venerar.

Ignoré tantas veces su invitación de pura tristeza y descreimiento, que casi me resulta, con el paso de los años,  irreal aquel recuerdo.

Solo después de tanto tiempo, veo con cierta perplejidad la verdad de aquellos días y logro, a pesar de analizarlo  con frialdad, arrancarme una leve sonrisa.

Clara Serrano.

No hay comentarios: