música de Clara Serrano

Loading...

miércoles, 27 de abril de 2016

AVIESA NATURALEZA


Un padre que no entrega amor a un hijo
es un padre perdido.
Perdida la condición de padre,
perdido por siempre, en el amplio sentido, el hijo.

Cuánta mala enseñanza,
cuánto daño inconsolable,
cuánta indeseable herencia para otros
que detrás han venido.

 Cuánto mal cabe en tanto desprecio y dureza,
en tanta crudeza en palabras,
en tan malos sentimientos
de un padre hacia un hijo,
que no pidió venir,
ni siquiera responsable de heredar
tan aviesa naturaleza.
y que ahora se siente un malnacido.

Clara Serrano

miércoles, 20 de abril de 2016

NO TENGO ARMAS



No tengo armas de filo para recibirle
sino ternura, caricia y anhelo.
No es el verbo agrio el que para él guardo
sino el delicado, sabroso e imperecedero.
Y envolverlo con un haz de sonrisas,
Y un puñado de caricias entrelazadas con besos .
Y manos ardientes que deshagan 
malhumores, resabios y enconamiento.
Y en mutuo afán zozobren los sinsabores,
y aniden mariposas como las de aquel verano
cuando tantas veces nos dijimos te quiero
No sé si volverá a mi lado, pero yo le espero.

Clara Serrano

domingo, 17 de abril de 2016

VINO A CANTAR


Vino a cantar a sus ramas,
De pecho tibio y coronada su frente de azul.
Vino a cantar y a mares llovía
cuando la esperanza flaqueaba en su corazón.

Fue un canto de dicha,
 de expresiva primavera,
lleno de vida y valiente poesía.

Y trinaba contento y fuerte
pues como mensajero sabía
del mutuo amor cobijado,
 abrazos en espera,
de deseo sin quebranto.

Clara Serrano

martes, 12 de abril de 2016

CERCIS o ÁRBOL DEL AMOR


Aguanta el árbol del amor
los embites del viento del oeste.
Tímidas flores fucsias brotan,
delicadas y frágiles al frío
que se empeña en perdurar
y agotar su fuerte corazón.

Ramas muertas que no soportaron,
y que ya nunca rebrotarán
son testigos sin embargo de su entereza.

Su tronco herido y curvado
por embestidas de un ronco aire,
burdo, airado y violento,
que intentó desmerecer su hermosura.

Ahora solo le queda esperar su primavera.

Clara Serrano



viernes, 1 de abril de 2016

IMPOSIBLE RETENERLA



Amor en dulce monotonía que aprieta el alma,
ansiedad al evocar lo amado,
tristeza al saberse lejanas
pretendidas quimeras que nunca llegaron.

Si al alma  en vano puedes detenerla,
pues energía es, al fin, que pones en la querencia,
se la entrego al viento para que la esparza 
y así llegue donde quiera.
 Pues no es mía, sino del universo, la ofrezco.
Muriendo un poco cada día, imposible retenerla.

Clara Serrano